Estilo Industrial, no es un estilo sin alma y tosco, sino que tiene un carácter bohemio y artistístico innegable.

Estilo Industrial…..Hierro, madera, cemento, hormigón, materiales al desnudo, espacios vacíos, etcétera. A primera vista es probable que todo esto nos suene a todo menos a decoración. Pero no podemos olvidar que los estilos de decoración forman un abanico amplio y no son siempre estilos dulces y suaves, sino que también hay otros estilos de decoración de un carácter más frío y rudo que no por ello son menos elegantes, como por ejemplo el estilo industrial.

A diferencia de lo que el nombre de este estilo de decoración puede sugerir, el estilo industrial no es un estilo sin alma y tosco, sino que tiene un carácter bohemio y artistístico innegable. Esto se debe en gran parte al origen del estilo industrial. El estilo industrial se originó en Estados Unidos durante los años 50. En esta época, los artistas salían de la ciudad en busca de espacio y comenzaron a instalarse en fábricas abandonadas que convertían en lo que hoy conocemos como lofts. Los artistas hicieron buen uso de estos espacios industriales abandonados y sacaron partido a la decoración creando lo que se conoce hoy como estilo industrial.

Si bien el estilo industrial no es exclusivo para artistas hoy en día, es verdad que no ha perdido su carácter de creatividad y vanguardismo. El estilo industrial es ideal para personas innovadoras que les guste aprovechar espacios y jugar con los materiales existentes para crear un estilo de decoración único.

El estilo industrial se caracteriza por combinar materiales de aspecto fabril con piezas de decoración de diseño, ideal para decorar un loft. Lo ideal sería contar con un espacio grande y diáfano que dé sensación de amplitud. El primer paso del estilo industrial es no enmascarar ni ocultar los materiales de construcción. En una habitación de estilo industrial se mezclan vigas de madera y hierro al descubierto, paredes de ladrillo sin acabar y si queremos ir un paso más allá, también podríamos dejar a la vista las tuberías y cañerías en el techo.

Cuando surgió el estilo industrial los artistas bohemios no tenían mucho presupuesto para decorar los lofts, por lo que los muebles eran bastante simples. Esto se refleja todavía en la actualidad, ya que es una de las características básicas del estilo industrial. A la hora de escoger los muebles y objetos decorativos para nuestro loft de estilo industrial, tenemos que decantarnos por materiales primarios como la madera o el hierro.

Una mesa grande de madera sin tratar es un must para el centro de nuestro loft. Así te podrás reunir con tus amigos y organizar fiestas en tu loft de estilo industrial. La cama sería una buena elección que estuviese fabricada en hierro ya que así da un aspecto más tosco a la decoración industrial y para el cabecero de cama, bien podemos aprovechar la pared de ladrillo o bien realizar un cabecero casero con palés de madera o colgar un póster bonito con motivos de decoración industriales.

 

Esta es una tienda online. Los costes de envíos serán gratuitos para pedidos superiores de 100€ Descartar